Tu emprendimiento nos beneficia a todos, entérate cómo.

Si tienes una idea de emprendimiento pero aún no te animas, queremos decirte algo: ¡HAZLO YA!

Los emprendedores son uno de los mayores motores de la economía que todo país necesita, ya que genera infinidad de beneficios a corto, mediano y largo plazo. Además de que afecta a todos tus niveles: los micro, pequeños, medianos y macro.

Pero en lugar de sólo mecionártelo ¿por qué no decirte quiénes son los beneficiarios de que te decidas a emprender?

 

1.     Se beneficia el país

Empecemos por lo mayor. El país necesita gente que crea en él. Sin meternos demasiado en las esferas de diplomacia y derecho internacional, el país necesita emprendedores que crean en él. Eso proyecta una imagen de una nación pujante y atrae más inversionistas extranjeros ¿y sabes qué significa eso?

¡Exacto!

Más dinero para las empresas mexicanas.

Con tu esfuerzo y tu visión estás construyendo la imagen positiva de un país ante el mundo.

 

2.     Se beneficia la industria

Cuando hablamos de la industria sólo podemos pensar en una gran ventaja: la mejora continua. Si te decides a emprender, en cualquiera que sea el rubro, te convertirás en parte de la competencia y eso obligará a la mejora al interior de la industria. Si tú lanzas un producto o servicio innovador, intentarán superarte, pero ya llevarás contigo el expertise para seguir desarrollando.

La innovación nunca le ha hecho daño a ninguna industria, sólo aumenta la calidad de los productos y servicios.

 

3.     Se beneficia la comunidad

Los emprendedores son personas que adoran el cambio positivo.

No lo decimos nosotros, lo demuestran en cada empresa que surge.

Un emprendedor, sabe que viene de una comunidad y debe ayudar a la comunidad a progresar. Con su trabajo genera empleos, contribuye a la urbanización de zonas que antes no se tomaban en cuenta, gestiona y ayuda.

Gracias a los emprendedores, muchas familias comen diariamente.

 

4.     Se beneficia el comercio

Una empresa no sólo incluye a los directivos, los colaboradores son parte imprescindible. Ydonde hay una empresa hay necesidades que no se pueden satisfacer de manera interna.

¿Un refresco? ¿una comida corrida? ¿un helado a media tarde? E incluso hasta los ejemplos más cotidianos como el Avon o el Tupper, todo ese ecosistema propicia el desarrollo de comercio y mejora la calidad de vida.

 

5.     Tú te beneficias

Olvídate de trabajar para alguien más. Tu trabajo y tu valor son tu cara ante la sociedad. Conviértete en tu propio jefe y comienza a realizarte, da el gran salto.

Sólo te podemos decir que vivirás menos: menos estresado, menos enojado, menos frustrado.

Emprende.

Si aún no sabes cómo, déjanos ayudarte.