5 tips para no irte a la quiebra

La quiebra es uno de los grandes temores de cada emprendedor. El mundo es impredecible, la vida da muchas vueltas, el mercado siempre está cambiando, los consumidores tienen gustos distintos cada día con mayor frecuencia, la economía es inestable y las tendencias son vertiginosas. ¿Cómo asegurarte de que tu negocio pueda mantenerse a pesar de todo ello?

La verdad es que no hay una receta, sin embargo, algunas actitudes pueden ayudarte a estar preparado y tomar medidas antes de que sea demasiado tarde. Aquí te mostramos algunas:

 

1. ¿Algo anda mal?

Usualmente, un problema es el síntoma de algo que vienes arrastrando de tiempo atrás.

Si estás experimentando falta de liquidez, pérdida de clientes o rotación inesperada de personal, significa que algo no está bien al interior de tu empresa y ya comienza a notarse. Debes actuar desde los primeros momentos en los que las cosas dejan de estar bien.

 

2. Muévete

Recuerda que la sociedad cambia constantemente. Es muy probable que por la inercia en la que vivimos te hayas establecido en una zona de confort que no beneficia a nadie. Necesitas la constante actualización para saber cómo hablarle a tu mercado, a tus empleados y a tus aliados comerciales. Recuerda que el mercado nunca descansa.

 

3. Aprende a escuchar

A veces, lo más importante está donde menos te lo esperas. 

Mantén la mente abierta y los oídos dispuestos, recuerda que hay personas que han pasado por lo mismo que tú o por situaciones similares.

La experiencia es una moneda que vale más de lo que cuesta.

 

4. Cambia la estrategia

Es una frase vieja, pero invaluable, aquella que dice “si ya no hay nada más que decir, cambia la conversación”. Si tu estrategia de negocio no está dando resultados, es hora de abandonarla y comenzar a abrir el panorama.

 

5. No te cierres a una estructura laboral

Muchas empresas le apuestan a lo que ha funcionado: un empleado en una oficina, con un horario y objetivos establecidos. Sin embargo, existen especialistas en otros lados del mundo que pueden aportar su vasta experiencia por un pago similar a lo que invertirías en un sueldo mensual para una posición menor. No le temas y acércate a ellos.

Te repetimos: no hay una regla escrita, pero la mente abierta, la proactividad y la previsión son los pilares de estos tips.

¿Alguna vez has estado en una situación de crisis? ¿cómo la superaste? Recuerda que hasta en las pequeñas derrotas podemos encontrar lecciones valiosas. El verdadero fracaso está en no aprender de ellas.