¿Qué es el emprendimiento social y por qué es importante para todos?

Si el emprendimiento es una cara de la realización de sueños, activación de economía y acelerador social, el emprendimiento social es la cara mucho más altruista de estos proyectos. Nuestra unidad de emprendimiento social, tiene como objetivo apoyar e incentivar este tipo de propuestas.

En el HUB-IYEM creemos que debemos facilitar las herramientas para que todos tengamos acceso a las mismas oportunidades, en especial cuando se trata de emprendimientos para mejorar la sociedad.

De esto surge nuestro convenio con el Pronafim (Programa Nacional de Financiamiento al Microempresario), la materialización de todas estas intenciones cuyo objetivo general es el desarrollo de los emprendedores sociales, específicamente en zonas donde se encuentran en situación de vulnerabilidad. De manera mucho más concreta, el Pronafim apoyará en Yucatán 44 proyectos en Peto y Maxcanú.

Este proyecto contempla desarrollarse en cinco pasos:

Darle su lugar a los emprendedores

Queremos que el emprendedor encuentre su lugar en la sociedad y dentro de esta misma ayude a su comunidad, de esta manera lograremos la autonomía y armonía en cada uno de los sitios por desarrollar.

Apropiación del proyecto social

Queremos que todos los emprendedores del proyecto cuenten con un ecosistema que los apoye para que así podamos detectar y solucionar las necesidades que tiene la comunidaddonde se desarrolla el emprendimiento, al promover el intercambio de ideas, experiencias y soluciones.

Construcción

Se apoyará a la creación del proyecto con enfoque de mercado, porque muchas veces esta es una de las principales carencias entre este tipo de emprendimientos. Además, se promoverá la innovación al desarrollar el producto, de esta forma se crearán estándares de calidad en los prototipos y se proveerá de capital instrumental.

Sustentabilidad y autogestión

Lo que nos interesa es que el proyecto cree una red de colaboración comunitaria, con apoyo de esquemas de consumo y apoyo a la comercialización. Todo con miras hacia la mejora del tejido social.

¿A dónde queremos llegar?

Con este primer paso del Pronafim queremos llegar a aumentar la productividad en las comunidades de Peto y Maxcanú.

Estas dos localidades cuentan con una población económicamente activa interesante. Además, su situación de cabeceras municipales y tejido comunal permitirán expandir los resultados de estos esfuerzos hacia las comunidades que las rodean.

Al emprender socialmente además de la obtención del beneficio monetario se obtiene la mejora social de grupos en situación de vulnerabilidad social, económica o de otra índole, llevando así el emprendimiento a la verdadera esencia: el bien común.

Este es tan sólo uno de los proyectos de emprendimiento y emprendimiento social con los que el HUB iYEM quiere marcar un parteaguas en la historia de nuestro estado.

¿Emprendes con nosotros?