La preparación es clave, pero ¿hasta qué punto?

Hay que estar preparados, eso nadie lo pone en tela de juicio.

Un profesional que no está preparado para los retos del mundo laboral no está destinado al éxito ni a la superación. Del mismo modo los emprendedores necesitan preparación pero ¿cómo se prepara un emprendedor para enfrentarse al mundo de los negocios? Esa es una de las preguntas más complicadas de responder pues, si bien, cada uno de los proyectos de emprendimiento tiene las mismas características “estructurales”, todos los emprendimientos son únicos como los emprendedores.

Pero ¿qué es necesario en la preparación de un emprendedor?

 

Ambición

Y no nos referimos a la característica negativa en un individuo. La ambición de un emprendedor es esa capacidad de soñar con una meta que será cumplida.

 

Decisión

Ese momento en el que el emprendedor dice “es momento de hacerlo” y se lanza a luchar contra el dragón de cien cabezas del mundo de los negocios.

 

Preparación

Tal vez el más importante de todos. Si un emprendedor no conoce la industria, no conoce su producto, no conoce los procesos básicos de tener una empresa ¿qué le espera en realidad a su emprendimiento?

¿Qué es lo mínimo que debe conocer un emprendedor para estar preparado?

Te lo diremos de la manera más sencilla: el emprendedor debe tener la humildad para saber googlear.

Acto seguido debe poder capacitarse sobre la industria y sobre cómo funciona una empresa. Al principio no será nada fácil y seguro será complicado para él llevar los balances financieros, las declaraciones, el control de ingresos y egresos. Aprender todo esto ayudará al emprendedor a darle forma a la idea.

Ahora bien, no se trata de volverse un experto en todo. Con las nociones y la humildad podrá contactar a otras personas que puedan prestarle su ayuda o brindar sus servicios.

Recuerda, la preparación es buena, pero mucho análisis produce parálisis.