Poco dinero no es pretexto para no emprender. Aquí te damos algunas ideas.

poco dinero.jpg

Arrancar un negocio con muy poco dinero suena como una utopía o como un truco mercadológico para las ventas piramidales, pero lo cierto es que sí existen modelos de negocio que puedes echar a andar con poco capital.

Si ya leíste hasta aquí, y si estás en el blog, seguramente te preguntas qué necesita un negocio para echarse a andar:

  • Planeación. Planear es una de las acciones más importantes, sin planeación, sólo estarás trabajando sin un rumbo definido o sin objetivos concretos. Con tu planeación sabrás exactamente cuál es tu ruta a seguir, pero también tu punto de partida.
  • Licencias de negocio. Muchos negocios necesitan licencias para funcionar, esto para que no se vuelvan empresas informales. Averigua qué se requiere en el caso específico de tu giro para poder emprender.
  • Un dominio. Comprar el dominio web de tu empresa es importante para que nadie te robe la identidad y para que puedas echar a andar tu propia “sucursal virtual”:
  • Un sitio web. Ya sea que funcione como e-commerce, que lo utilices para dar a conocer tu empresa, o simplemente para tener presencia. El sitio es una herramienta que debes considerar como una inversión.
  • Marketing. Donde tengas contacto con un cliente, será necesario tener el respaldo de un servicio de marketing. Usualmente suena como una inversión cara, pero un buen marketing puede ser crucial para conseguir tus objetivos de negocio.
  • Equipo. Todas las herramientas y personas necesarias para el funcionamiento serán parte del equipo. ¿Necesitas también una flotilla? ¿un servicio de diligenciero? Todo eso debes contemplarlo.
  • Producto. Al final se trata de lo que vendes. Tu producto o servicio será tu estrella, después de todo.

Claro, todos estos elementos se ven como una inversión muy grande y tienes razón podrían ser muy caros. Pero para quienes quieren emprender, también hay oportunidades de negocio que se pueden arrancar con una menor inversión:

  • Creaciones personales. Si te dedicas a hacer ciertas artesanías o cuentas con habilidades manuales para creación de objetos decorativos, puedes comercializar e iniciar tu empresa sin gran infraestructura.
  • Servicios desde casa. Elaboración de postres, paseo de perros, arreglo de casas y mucho más. Si cuentas con alguna de esas habilidades, puedes comenzar a desarrollar una plataforma de servicios desde casa.
  • Reparación. Si tienes las habilidades y la preparación técnica para la reparación de cualquier cosa: autos, electrodomésticos, aparatos electrónicos o teléfonos, puedes comenzar tu emprendimiento explotando esta capacidad.
  • Consultoría. Muchos consultores independientes inician su empresa después de acumular años de experiencia en una industria. Las startups y empresas más pequeñas pueden valorar su expertise.
  • Reventa. Comprar al mayoreo y vender al menudeo como un pequeño retailer es una de las formas más conocidas de emprendimiento.
  • Microempresas. También puedes comenzar valiéndote de plataformas para emprender. Uber, AirBnB, entre otras se pueden convertir en una buena fuente de ingresos.

¿Ves? No es tan difícil. Con esto creemos que ya puedes decidirte a dar el paso, emprender y lograr todos tus objetivos.