Relaciones públicas con poco presupuesto

PR.jpg

Las relaciones públicas son uno de esos temas que espantan a muchos, en especial a aquellos que a pesar de decidirse a lanzarse al mundo del emprendimiento prefieren conservar un perfil bajo. Después de todo, el término se utiliza como sinónimo de ejecutivos extrovertidos, grandes ejecutivos con gran seguridad en sí mismos y otro tipo de personajes que no son del todo agradables.

Pero las relaciones públicas son mucho más que chocar las manos y las copas en un coctel, son un medio eficaz para aumentar la credibilidad y reputación de tu empresa. También puede sonar a un trabajo extenuante y caro, sin embargo, existen algunas estrategias que puedes utilizar en tu empresa y ¿por qué no? Con tu personal branding.

 

No le temas a hacer algo relevante

diferenciarse.jpg

Seth Godin lo decía “diferenciarse o morir” y, en este caso, si tu empresa está en un giro muy competido, una nueva cultura empresarial podría convertirte en un referente que llama la atención de propios y extraños. Piensa en la filosofía empresarial de Google o en los “whisky tuesday” de Dropbox, son tan sólo dos ideas que se volvieron trascendentes.

Si tu mercado es mucho más especializado, ¿por qué no aprovechar tu expertise para dar un valor agregado? Una herramienta innovadora, o la organización de un congreso, podrían ponerte en el mapa de tus clientes.

 

Sé un líder

lider.jpg

La actualización constante y la capacidad de aportar una visión mucho más amplia o mucho más especializada sobre determinado tema, una voz fácil de identificar que cuente con argumentos sólidos te podrá convertir en alguien a quien valdrá la pena tener en la mira. Otra forma de lograrlo puede ser dándote un empujón con un experto o una celebridad.

 

Información de valor y relaciones personales

relaciones_personales.jpg

Una revista de mercadotecnia cuenta con una gran base de datos de personas a las que les interesa la información que sale en esa publicación. Normalmente, los usuarios están preparados para ignorar estos correos, pero la revista tuvo el tino de crear plantillas que se envían con una pequeña personalización en la primera línea de texto. Para quien no lo sabe, eso se vuelve algo mucho más cercano.

 

Nunca olvides el poder de una fiesta

business_party.jpg

A todos nos gustan las fiestas y puede convertirse en el momento ideal para hablar con tus clientes (actuales y potenciales) sobre el rumbo de tu empresa, mostrar tus nuevas instalaciones, dar a conocer una nueva gama de servicios. En fin, el ambiente relajado contribuirá a convertir esa noche en una velada que podría resultar muy productiva.

¿Aplicarías alguna de estas estrategias? ¿Crees en el poder de las relaciones públicas para los emprendedores?