5 retos para tomar en cuenta si eres un artista emprendedor

artista.jpg

En la entrega anterior hablamos sobre por qué el arte no está peleado con el emprendimiento. De hecho, hoy por hoy esa es la mejor opción para que un artista pueda vivir de su trabajo. Ahora bien, esto no quiere decir que el camino vaya a ser fácil (en realidad nada lo es a la hora de emprender en cualquier área) y más vale tomar en cuenta los retos con que nos enfrentaremos para buscar soluciones creativas, de eso se trata, ¿no?

Según Richard E. Caves, académico y economista de la Universidad de Harvard, estos son algunos puntos sobre los que vale la pena reflexionar.

 

1. La demanda

demanda.jpg

Todo producto o servicio responde a una necesidad del mercado. Sin embargo, en el caso del arte, por lo general el impulso principal de la producción es expresar la visión personal del artista y crear obras a partir de ella. Al no haber una demanda específica a priori, le corresponderá al artista darse a conocer para crear su propia audiencia o grupo de consumidores.

 

2. El amor al arte

amor-al-arte.jpg

Si bien este puede ser el motor principal a la hora de echar a andar un emprendimiento, también puede jugar en contra a la hora en que el artista necesite tener la cabeza fría para evaluar resultados y planear estrategias.

 

3. Multitasking, multitasking…

multitasking.jpg

Para que el emprendimiento sea económicamente funcional, se necesita más que amor al arte y buenas intenciones: mercadotecnia, administración, comunicación y ventas. Si además de ser artista posees estas habilidades, ya la hiciste –aunque tendrás que encontrar tiempo para todo– , pero si no, es necesario armar tu dream team y actuar en equipo.

 

4. ¿Piezas únicas?

piezas-unicas.jpg

Si hay algo opuesto a la maquila y la producción en serie es el arte. O al menos hasta ahora. Si cada producto es único, a la hora de construir una identidad y establecer contacto con el mercado, hay que tener cuidado de que esto juegue a favor y no en contra.

 

5. El artista como productor

artista-productor.jpg

Si se trata de productos únicos, ¿cómo incrementar la producción en caso de que la demanda así lo requiera? Sea la inspiración un mito o una realidad, es cierto que en muchas ocasiones no se trata de algo 100% controlable por el artista. Si la responsabilidad de la producción recae únicamente sobre él o ella, es necesaria una planeación cuidadosa y objetiva para que las cosas no se salgan de control.

Si la creatividad es lo tuyo y ya te decidiste a emprender, tomar en cuenta todo esto te ayudará a diseñar un plan de acción con estrategias para estar preparado ante los eventuales retos que vayan surgiendo. Y ya sabes, los retos en realidad son áreas de oportunidad. ¡Adelante!