La importancia del sueño en los emprendedores

sueno.jpg

Te hemos hablado de la importancia de equilibrar las emociones, el tiempo, la actividad física, el trabajo y, en general, todo en esta vida.

Hay algo en lo que queremos ser muy enfáticos: el sueño es de vital importancia para los emprendedores, bueno, para todos los seres humanos, pero en la etapa de descanso es cuando las ideas se acomodan, los aprendizajes se reafirman y la mente se aclara.

Sin embargo, muchos emprendedores siguen con la idea errónea de que el sueño es tiempo perdido. Y bueno, en especial para ellos tenemos algunas rutinas que pueden implementar en su vida diaria para dormir mejor y aprovechar hasta esos últimos momentos del día.

 

Utilizar la noche para evaluar el desempeño del día

evalua.jpg

No hay nada mejor que preguntarse: ¿qué hice bien hoy? Y aquí puedes dividir las preguntas en bien por mi, bien por mi empresa, bien por la sociedad, bien por otro ser humano. Examina los proyectos y juntas que tuviste, pregúntate por tus objetivos y analiza tus aprendizajes.

 

Establecer tres prioridades para el día siguiente

prioridades.jpg

¿Qué es lo primero que quieres realizar al despertar al día siguiente? Muchos nos dejamos llevar con la inercia de la vida cotidiana, pero si establecemos prioridades al día siguiente, tendrás la oportunidad de aprovechar el tiempo de manera óptima. Dejar una lista mental de prioridades igual te evitará prisas, retrasos u olvidar reuniones importantes.

 

Ten un sueño efectivo

sueno-efectivo.jpg

Y por sueño no nos referimos a que tu máximo objetivo en la vida deba ser efectivo. Bueno, sí, pero ahora hablamos del sueño fisiológico y del descanso. Lo mejor es tener hábitos de sueño higiénico: no veas la televisión en la cama, haz que tu cuarto esté lo más oscuro posible, evita trabajar antes de dormir, prepárate con un ritual de sueño. Sólo así podrás garantizar que dormirás las horas efectivas.

 

Nunca está de más un gustito antes de dormir

cena-pareja.jpg

Haz algo que te haga feliz: cena con tu pareja, camina, sal a correr, pasea con tu mascota. No olvides por qué trabajas como trabajas.

Te repetimos: nunca escatimes en el descanso, es la mejor manera de asegurar que puedas dedicar tiempo óptimo a alcanzar tu objetivos día con día.